El FSOC ante las elecciones al Rectorado

Ante la convocatoria de elecciones a Rector en la ULL y aún a riesgo de saber que si entramos en este asunto, nuestra participación y por supuesto nuestras opiniones, serán interpretadas de distintas maneras, algunas de ellas malintencionadas y retorcidas; el FSOC no puede quedarse al margen de esta campaña, creyendo como creemos que, aunque no debería ser así, se trata de unas elecciones de vital importancia para los trabajadores de la Universidad de La Laguna y por extensión de quienes tenemos la obligación de representarlos y trabajar por mantener un sistema de relaciones laborales que garantice nuestra participación y el derecho a la negociación y el respeto a nuestra condición de trabajadores.
Seguramente alguien dirá que si tomamos posición frente a un candidato, estamos apoyando al otro, pero se dá la circunstancia de que solo son dos los candidatos que concurren y que uno de ellos se presenta a la reelección  basando gran parte de su campaña en los “méritos” alcanzados en estos cuatro años, por el contrario el otro candidato, a pesar de haber tenido responsabilidades de gobierno con el Equipo de Gómez Soliño, se presenta por primera vez a las elecciones. La apatía, la desorganización y el desinterés se instalan el la ULL, limitando el abanico de posiciones ideológicas y empobreciendo la oferta de opciones.
El FSOC que ha estado presente en estos cuatro años de mandato del Rector Domenech (también como Alternativa Sindical) no puede por menos que hacer un balance absolutamente negativo de su gestión, especialmente en cuanto a los intereses del personal de administración y servicios y a nuestra labor como representantes de los trabajadores. Pero también es negativa nuestra visión en política institucional en referencia a nuestra participación en el grupo claustral de EUPAS. No compartimos, en absoluto, el mensaje enviado desde su candidatura acerca de su actitud de diálogo, de transparencia, de la búsqueda del consenso y sí destacamos por el contrario la actitud mostrada por su anterior equipo de menosprecio hacia quienes no pensaban como ellos. El equipo de gobierno saliente ha pasado como una apisonadora durante estos cuatro años, dentro y fuera de los órganos institucionales, intentando aplastar todo intento de disidencia.
Por todo ello, no pediremos el voto para ninguna candidatura, pero sí tenemos la obligación moral y la responsabilidad sindical de posicionarnos frente a una de ellas, de manera enérgica.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s